HARRY WU

HARRY WU 


LA DISIDENCIA CHINA
 

{mosimage} Vientos amargos (Libros del Asteroide, 2008) es la crónica de la supervivencia de un hombre bajo la opresión y la brutalidad. El 27 de abril de 1960, Wu Hongda (Shangai, 1937), un estudiante del Instituto de Geología de Pekín, fue arrestado por las autoridades chinas. Su delito: criticar la campaña política de 1955 del presidente Mao contra los contrarevolucionarios y, sin ser juzgado o acusado formalmente fue enviado a un campo de trabajo. Tenía 23 años y durante casi veinte años estuvo encerrado en distintos campos, o laogai, fue privado de todos sus derechos y obligado a trabajar hasta la extenuación sufriendo múltiples penalidades. De miembro de la élite intelectual del país pasó a ser un paria, recluido junto a delincuentes comunes, pasando hambre, sufriendo torturas y viendo morir a muchos de sus compañeros. Wu fue liberado del trabajo en los campos en 1979 y logró salir de China en 1985. Su destino fue San Francisco donde había conseguido un puesto de profesor de geología en la Universidad de  Berkeley, y donde pasaría a llamarse Harry Wu. 

 

{mosimage} Poco se sabe de los campos de detención, o laogai (de lao trabajo y gai, reforma)  creados en China en 1949 por Mao Zedong para encerrar tanto a los disidentes políticos como a los criminales comunes y “conseguir” su rehabilitación por medio del trabajo y el adoctrinamiento político y se cree que hoy dia malviven en estos centros casi cuatro millones de chinos. Se los han comparado con los gulags y los campos de concentración nazis.  
 
 
 
 
 
 
{mosimage}Según denuncia Harry Wu y entre otras atrocidades, se explota a los prisioneros como mano gratuita de trabajo para financiar con divisas el  régimen chino : los productos de los laogai se venden a una compañía china estatal y esta a su vez, al extranjero. Afirma que “…La gente debería ser consciente de que, cuando se compra un juguete made in China, en muchos casos se está com rando las lágrimas y la sangre de un preso”.

 

Desde su exilio en EEUU, Harry Wu lucha por dar a conocer el sistema de prisiones chino y las violaciones de los derechos humanos que se producen en ese país; Fundó en 1992 The Laogai Research Foundation, ONG con sede en Washington dedicada a defender los derechos humanos en China y a denunciar los abusos que se cometen contra éstos en los laogoi, fundación que todavía dirige y desde la que continúa llamando la atención de la comunidad internacional sobre la falta de libertad en China, intentando forzar la apertura democrática de su sistema político.

 

Wu ha escrito varios libros sobre el Laogai : Laogai: The Chinese Gulag (1992), Vientos amargos, Memorias de mis años en el gulag chino (1994), y Troublemaker: One Man’s Crusade against China’s Cruelty (1996). 

 

En 1991 volvió a China con una cámara oculta para filmar las condiciones que vivían los trabajadores de 20 campos chinos. Simulando ser un hombre de negocios que buscaba nuevos centros de producción para su empresa, Wu logró entrar en un campo de trabajo y filmar para el prestigioso programa de la CBS 60 minutes sobre los laogai y para la BBC las duras condiciones de vida de los internos. En su última visita, en 1995, fue detenido por las autoridades chinas y acusado de espionaje.

 

{mosimage}

Harry Wu y su esposa , Ching-Lee

 

{mosimage}Wu ha sido premiado con numerosos reconocimientos por su defensa de los derechos humanos como el Premio Martin Ennals (1994) o la Medalla de la Libertad de la Fundación de la Resistencia Holandesa de la segunda guerra mundial (1996).

 

Para saber más:

 

http://www.metroactive.com/papers/metro/11.27.96/harry-wu-9648.html

http://www.interet-general.info/article.php3?id_article=5564

http://www.eastturkestan.net/china05.html 
 
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *