SALINGER

Vivo en el mundo, pero no formo parte de él

(J.D. Salinger)

David Shields y Shane Salerno Salinger, Seix Barral. Barcelona, 2014 (27,00€)
Título original: Salinger
Libro electrónico: 14,99 €
Traducción: Javier Calvo

Tres años después de la última biografía (Kenneth Slawenski, J. D. Salinger. Una vida oculta, Galaxia Gutenberg, 2011) aparece ahora, publicada por Seix Barral, Salinger, más de setecientas páginas, que ofrecen un retrato, sustentado por más de 150 fotografías inéditas, cartas, fragmentos de diarios y más de dos centenares de testimonios directos, muchos de los cuales se habían negado a hablar de su relación con Salinger hasta producirse su fallecimiento, el 28 de enero de 2010, con 91 años de edad.

La fascinación por J.D. Salinger no decrece con los años. Independientemente de que su novela El cazador oculto o El guardián sobre el centeno (The Catcher in the Rye) en 1951 (y seriada entre 1945-1946) lleve más de 60 años de ediciones en diferentes lenguajes es el propio autor, convertido en figura de culto, el que nos suscita enorme interés al rehuir, por las buenas o por las malas, toda exposición pública durante toda su vida.
Por ese interés, cualquier biografía, artículo, cartas descubiertas, etc., se publican y son leídas con fruición esperando algún destello, alguna luz que nos desvele algo más sobre este inquietante novelista.

En esta última, de momento, biografía, el hilo se desarrolla alrededor de tres importantes acontecimientos en la vida de Salinger: su participación en la Segunda Guerra Mundial, su relación sentimental con Oona O’Neill, y el violento rechazo del mundo, motivado por sus creencias védicas.

J.D. Salinger y su su compañero de guerra Paul Fitgerald

 

Cuando Salinger decide alistarse tiene una idea romántica de la guerra. Participa en el desembarco de Normandía y es testigo de innumerables atrocidades, la mayor de ellas, que jamás lograría borrar de su memoria, la entrada en un campo de concentración sobre el que flota un insoportable hedor a carne humana incinerada. Ante la inminencia de la llegada de las tropas americanas, los nazis se habían apresurado a quemar vivos a los prisioneros judíos. Trastornado por la guerra, cuando esta terminó se hizo internar en un sanatorio para enfermos mentales. Cuando sale, escribe su historia Estoy loco.

Su vuelta a la vida civil, incapaz de de superar las vivencias de la guerra y una cierta indiferencia e desconocimiento de sus compatriotas acerca de las atrocidades,  lo sintió como hostilidad e incomprensión que le llevaría a abrazar la filosofía zen y el hinduismo vedanta como forma de superar sus traumas bélicos que, junto a los problemas que tuvo para manejar su imparable fama  le llevó a encerrarse en una recóndita casa de campo en New Hampshire.

La casa de J.D. Salinger en New Hampshire.

No sería gratuito añadir que después de la publicación de su obra en 1965 y los 40 años siguientes de silencio literario, no hicieron sino incrementar más el interés público por su figura.

Su relación con Oona O’Neill fue un trauma para Salinger. Era una chica muy atractiva, que entre los 16 y los 18 años además de con Salinger, tuvo relaciones con Peter Arno y con Orson Welles, dejó a Salinger para casarse con Charles Chaplin, con quien, es bien conocido, tuvo ocho hijos y a cuyo lado se mantuvo hasta que él murió.

La pérdida de Oona marcó la pauta de todas sus relaciones sentimentales futuras. Cuando se casó con Chaplin, ella tenía 18 años y él 54. Cuando Salinger conoce a Joyce Maynard, una de las mujeres más importantes de su vida, él tenía 54 y ella 18. Esto sería así siempre. Se obsesionó con flirtear y perseguir a jovencitas entre la infancia y la adolescencia, físicamente parecidas a la mujer del gran cómico.

Una bellísima Oona O´Neill

El material inédito aportado en esta biografía, consta de 150 fototografías, cartas de su compañero de guerra Paul Fitgerald, las más de cien cartas cruzadas con su compañera sentimental Jean Miller entre 1949 y 1954 fragmentos de diarios y más de dos centenares de testimonios directos, muchos de los cuales se habían negado a hablar de su relación con Salinger hasta producirse su fallecimiento, el 28 de enero de 2010, con 91 años de edad.

Salinger está estructurado según las fases de la religión védica que abrazaría Salinger: Brahmacharia (Aprendizaje); Garhasthia (Deberes del dueño de una casa); Vanaprastha (Retirarse del mundo) y Sannyasa (Renuncia al mundo).

Y nos desvela mucho, pero también quedan muchas lagunas: ¿dejó más escritos?. Se habla de que dejó cinco obras inéditas, un libro titulado The family Glass, relatos sobre niños prodigio; un manual de religión védica; una novela de amor ambientada en la guerra y en su matrimonio alemán; el diario de un agente de contrainteligencia, basado en los interrogatorios de prisioneros llevados a cabo por Salinger; y un volumen que reuniría todos los relatos protagonizados por Holden Cauldfield: El último y mejor de los Peter Pans.

En definitiva, aconsejo la lectura de esta monumental biografía (734 págs.), para sumergirnos (una vez más para muchos) en la vida de una de los novelistas norteamericano más enigmáticos del siglo XX.

J.D. Salinger se casó por primera vez tras la guerra con Sylvia Welter, una alemana de la que se separó al año por sospechar que había estado relacionada con la Gestapo; luego lo volvió a intentar con Claire, una joven de 16 años que conoció en 1950 y con quien tuvo dos hijos, Margaret y Matthew; pero ella pidió el divorcio y a principios de los años 80 contrajo matrimonio con Colleen O’Neill, (en la foto) una enfermera 40 años más joven, que lo acompañó hasta su muerte

Como ya sabréis los/las que me seguís, soy amante furibunda de las biografias de novelistas. Esta no defraudará a los lectores de J.D. Salinger y aunque la obra es monumental  (734 págs….), nos dará pistas sobre la vida y milagros de uno de los novelistas norteamericanos más enigmáticos del siglo XX. Es una biografía entretenida, facíl de leer y muy instructiva. No nos da todas las respuestas, pero sí claves. Feliz lectura a quienes se animen.

Saber más:

http://cultura.elpais.com/cultura/2014/01/29/actualidad/1391026615_236766.html
http://www.deadcaulfields.com/
http://elpais.com/diario/2002/02/23/cultura/1014418801_850215.html
http://www.ew.com/ew/article/0,,64920,00.html

Salinger and the Architecture of Personal Mythology


http://www.otrastardes.com/2010/01/30/oona-oneill-la-manzana-de-la-discordia-entre-chaplin-y-salinger/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *