Un momentáneo sabor de existencia