GERALD DURRELL

MI FAMILIA Y OTROS ANIMALES

 

{mosimage}  

 

Uno de mis libros favoritos de todos los tiempos y que siempre que puedo releo es Mi familia y otros animales. La novela, autobiográfica, describe las andanzas de una familia inglesa absolutamente atípica, en una época situada poco antes de la Primera Guerra Mundial, que enfermos y deprimidos por el mal clima de Inglaterra, decide ir a la isla griega de Corfú, donde el clima es mucho más suave y podrán reponerse de sus males, y donde pasarían cinco años.

 

 {mosimage}

Corfú 1936, de izquierda a derecha: Margo, Nancy, Larry, Gerry y la madre. 
 

 

La familia está compuesta por la madre, una mujer con una infinita paciencia y un peculiar sentido común, a la que no atemoriza llenar su casa de mascotas ni el hecho de que sus hijos no estén escolarizados y sus hijos: Larry que tenía 23 años,  excéntrico escritor aficionado; Leslie, 18 y obsesionado por la caza y amante de sus escopetas.

 

 

{mosimage}Margo, 18, la típica hermana obsesionada por su figura y en perpetua guerra con el acné y Gerry (Gerald), el protagonista que con  10 años es un infatigable estudioso de la naturaleza y de los diversos animales que encuentra y recoge para su colección y desesperación de toda su familia.

 

 

Pesonajes son también, sin duda, los animales que estudia, cuida y alimenta Gerry y el inefable Spiro Hakiaopulos, el taxista que acaba convirtiéndose en uno más de la familia.

 

 

 

 

{mosimage}{mosimage}

Lawrence (Larry)                   Leslie en 1938

autor de El Cuarteto de Alejandria                                                 

 

El libro es muy divertido cuando relata las variadas e hilarantes situaciones en la que se envuelta su familia, ya sea por sus históricas discusiones o por las consecuencias de introducir un nuevo animal en el seno familiar.

 

 

{mosimage}La madre dirige la familia como solo una inglesa lo puede hacer: con una indolencia y flema envidiable. No se inmuta por la llegada de un gavión (una especie de gaviota con una envergadura de 70 cm) o de multitud de bichos, sabandijas y demás animales que Gerry no para de traer a casa. Esta familia, tan atípica pero igualmente tan inglesa, es en realidad una fuente inagotable de sucesos y anécdotas que nos cuenta cómo una educación liberal, más bien libertaria, forja unos caracteres envidiables. En definitiva una hubiera querido tener una infancia como la de los Durrell, con una casa caótica y divertida, con cientos de cosas por hacer en una isla maravillosa llena de todo tipo de animales.  

 

 

La trilogía está compuesta por  Bichos y demás parientes y El jardín de los dioses, y se pueden encontrar en edición de bolsillo en Alianza Editorial.

 

Absolutamente recomendable. 

 

Gerald Durrell nació en Jamshedpur, entonces provincia de Bihar, en la India el 7 de enero de 1925. Sus padres habían nacido también en la India, aunque eran de ascendencia irlandesa (la madre) y británica (el padre).

 

De su estancia en la India, Durrell recuerda principalmente su primera visita a un zoo, a la que atribuye su posterior pasión por los animales. Tras la muerte del padre en 1928, la madre, Gerald y sus tres hermanos se mudaron a Inglaterra para trasladarse a Corfú en 1935.

 

Durrell no asistió al colegio durante su estancia en Corfú, sino que recibió sus enseñanzas de varios amigos de la familia y tutores privados, la mayoría amigos de su hermano mayor (y futuro novelista de éxito, Lawrence). Uno de ellos en especial, el griego Theodore Stephanides, sería el mentor y amigo del joven Gerald. Doctor, científico, poeta y filósofo, las ideas de Stephanides, junto con los escritos del naturalista francés Jean Henri Fabre, dejaron una impresión imperecedera en el muchacho. Profesor y alumno capturaron, investigaron y examinaron las especies existentes entre la fauna de Corfú, usando desde tubos de ensayo hasta bañeras.

 

Después de Corfú Gerald Durrel dedicaría su vida al estudio de la naturaleza y de sus animales. Se casó dos veces: en1951, con Jacqueline ('Jacquie') Sonia Wolfenden quien acompañaría a Durrell en la mayoría de sus expediciones , le ayudó a financiar y gestionar el Zoo de Jersey, y escribió dos memorias cargadas de humor sobre los esfuerzos de Durrell por conseguir dinero para sus esfuerzos de conservación de la fauna salvaje, que serían dos éxitos de ventas. El exceso de trabajo de Durrell, sus cambios de humor y sus crecientes problemas con la bebida acabarían provocando su divorcio en 1979. En 1979 se casaría con Lee McGeorge, quien también ayudaría a su marido en sus trabajos naturalistas.

 

Durrell fundó el Parque zoológico de Jersey, creó la Jersey Wildlife Preservation Trust,  la Wildlife Preservation Trust International, la Mauritian Wildlife Foundation, la Wildlife Preservation Trust Canada, etc., etc.

 

 {mosimage}

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *