ALEGATO DE UN LOCO


ALEGATO DE UN LOCO

August Strindberg

ALEGATO DE UN LOCO

Ed. El Olivo Azul, 2008

Novela autobiográfica, escrita como una defensa de sí mismo entre 1887 y 1889, el autor relata en ella el deterioro y la ruptura de su primer matrimonio. Visceral, cruel y moderna, la novela describe magistralmente la ruina de una relación y cómo ésta puede llegar a envilecer y destruir a los individuos que la forman, llevándoles a adoptar, sobre todo al narrador masculino, creencias y actitudes aberrantes fruto del dolor más profundo.


Las quejas, los pataleos y el dolor­ de Strindberg, narrador y a la vez protagonista de la historia es también es la antítesis de una historia de amor , es la descripción de la pasión enfermiza, de los celos encendidos y de las dudas que atormentan a un ya de por sí espíritu atormentado como el de Strindberg. El autor recogió en esta novela los años de infierno que vivió junto Siri von Essen, su primera esposa, de la que separaría catorce años después de su matrimonio. Puesto que Strindberg sufría brotes de esquizofrenia y cierta manía persecutoria, es difícil saber cuánto de verdad existe en lo que narran estas páginas. Al recorrerlas, sólo se tiene una certeza, que es la del sufrimiento, ése sí verídico y genuino, del autor.

 

ALEGATO DE UN LOCO

Siri von Essen, primera mujer de Stridberg

Strindberg expone, sin pudor, no sólo los secretos de alcoba de su matrimonio, sino, sobre todo, unos sentimientos que, desde luego, no le pueden honrar. Ajeno a convencionalismos, desnuda su relación pero, sobre todo, se desnuda a sí mismo, mostrando sin recato la llaga que el amor a veces causa. El deseo vehemente de cubrir a su esposa de ignominia hace que el mismo se manche, pero la fuerza de su delirio es tal que no parece reparar en que, al arrojar fango sobre su mujer, se está salpicando él mismo.


En medio de esta relación tormentosa, Strindberg volcó su odio contra una mujer concreta sobre el movimiento feminista que entonces despuntaba con fuerza en el norte de Europa, escribiendo varios panfletos en los que pretendía demostrar la inferioridad del sexo femenino y, por tanto, la necesidad de que la mujer estuviera por siempre supeditada al varón.


Obra curiosa donde las haya y que merece ser leída, una vez transcurrido el tiempo, con el mayor respeto hacia un personaje cuya vida fue tormentosa a la vez que muy creativa: amén de dramaturgo y poeta fue también pintor fotógrafo y alquimista.


ALEGATO DE UN LOCOJohan August Strindberg (Estocolmo, 1849/1912) fue el cuarto hijo de un pequeño agente de comercio, Carl Oscar Strindberg, comerciante, y de Ulrika Eleanora Norling, la cual, antes de casarse había sido criada y amante de su padre. Su infancia transcurre en un entorno familiar desgraciado. La relación de sus padres, una relación de amo-criada, el autoritarismo de él y una extrema religiosidad de ella, marcarían su formación. Se educa en un colegio destinado a la elite, sintiéndose desplazado en su ambiente aristocrático. Su posición intermedia entre tres hermanos mayores y tres hermanas más jóvenes, desarrolló en él una sensibilidad especial que se manifestó al terminar la educación elemental. Ingresó en la universidad de Uppsala, para cursar estudios de Medicina pero no llegó a terminarlos.

ALEGATO DE UN LOCO

Miss Julie (1950)

Después de cinco años de asistir de modo inconstante a la Universidad, pasó por distintos trabajos antes de dedicarse a la literatura dramática; fue preceptor, actor, enfermero, periodista y bibliotecario. Hacia los veinte años, en 1869, comenzó a escribir dramas como El librepensador (1869), Hermion (1869), A Roma (1870) y La caída de la Hélade, que aunque llegaron a representarse no le dieron éxito.Tuvieron que pasar diez años hasta el estreno de El maestro Olof, que tampoco resultó ser su confirmación como autor dramático.


En 1874 se vio obligado a aceptar un empleo de ayudante en la Biblioteca Real de Estocolmo, donde demostró su inteligencia aprendiendo rápidamente el chino, con perfección suficiente como para ordenar los manuscritos de la literatura de esa lengua. De esta época son también las piezas de teatro El viaje de Pedro el afortunado (1882) y La mujer del caballero Bengt (1882), una colección de Poemas (1883) y una serie de relatos de tema histórico (Destinos y aventuras suecos, 1882-1883).

ALEGATO DE UN LOCO

August Strindberg, Autorretrato, 1892-93

Propenso a aventuras sentimentales y a desórdenes en sus relaciones, contrajo tres matrimonios desafortunados, el primero de los cuales tuvo lugar en 1877 con la finlandesa Siri von Essen, del cual nacieron tres hijos. Con ella inició un largo peregrinaje por Europa. Se estableció en París, donde escribió Noches de un sonámbulo (1883), y en Suiza, hasta que se produjo la ruptura entre ambos en 1891.


La situación insostenible de su matrimonio se refleja en los relatos de Esposos (1884) y en el que comentamos El alegato de un loco (1887-1888). Dos años después de separarse de su mujer, incapaz de resistir la soledad, contrajo nuevas nupcias con la periodista austriaca Frida Uhl, que le dio otra hija y de la que se divorció al poco tiempo.

ALEGATO DE UN LOCO

Frida Uhl, segunda mujer de Strindberg

Su tercera y última unión se produjo en 1901 con la actriz noruega Harriett Bosse, con la que tuvo otra hija, su favorita. Aunque también este matrimonio terminó en divorcio, ambos mantuvieron una buena relación.

ALEGATO DE UN LOCO

Harriet Bosse, su tercera y última esposa

La señorita Julia (1889), está considerada como la obra maestra de Strindberg y es la que narra el violento encuentro sexual entre un criado ambicioso y la neurótica hija de un conde.


En esta obra convergen de manera despiadada los antiguos rencores de la infancia, su inadaptación a la vida y el disgusto hacia una sociedad que le llevó en dos ocasiones al borde del suicidio, además de su furiosa necesidad de rebelión y destrucción. En La señorita Julia presenta un perfil negativo sobre el mundo femenino, y especialmente sobre la denominada nueva mujer, ambiciosa y literaria, que se ve reflejada en el texto en la crudeza con que los hechos se presentan y en la intensidad con que el autor desciende al fondo de las almas, extrayendo los impulsos del instinto y dejando a un lado cualquier justificación de origen pseudocientífico sobre las leyes hereditarias y la educación. Esta pieza fue llevada al cine en 1951 por el director sueco Alf Sjöberg y sobre ella se escribió un ballet, coreografiado por la sueca Birgit Cullberg en 1950, además de una ópera creada por el compositor norteamericano Ned Rorem en 1965.


ALEGATO DE UN LOCO

August Strindberg, 1892

 

Los cuadros de Strindberg eran únicos en su época, e iban más allá de los de sus contemporáneos por su radical falta de adscripción a la realidad visual. Los 117 cuadros que se aceptan como suyos se pintaron en su mayoría en muy pocos años, y actualmente se consideran entre las obras más originales del arte del siglo XIX. Aunque Strindberg fue amigo de Edvard Munch y Paul Gauguin, y por lo tanto estaba familiarizado con las tendencias modernas, la expresividad espontánea y subjetiva de sus paisajes y marinas puede adscribirse también al hecho de que pintaba sólo en períodos de crisis personal.

Para saber más:

Normal 0 21 false false false

http://es.wikipedia.org/wiki/August_Strindberg

http://www.tate.org.uk/modern/exhibitions/strindberg/default.shtm

http://www.strindbergsmuseet.se/index_eng.html

http://www.mundofree.com/cine_nordico/Miss_Julie.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *